Sèsam Negre, fusión japo-mediterránea orgásmica| Mataró centre

Sesam Negre

Lo mío con la comida japonesa no empezó con buen pie, aunque tengo que confesar que fue por mi culpa. A grosso modo salí como un globo, pero no me fui volando. Estuve fatal durante unos cuantos días y no volví a comer sushi hasta hace cosa de un año o un pelín más. Y menos mal que esa sensación pasó a mejor vida porque si siguiera así, nunca habría ido a uno de los mejores restaurantes de comida nipona que he tenido el placer de probar hasta el momento: Sèsam Negre.

Para tu bolsillo€€€€€ (25-30€/persona con postres).

Lo mejor: Absolutamente todo. Un local que transmite paz, buen rollo y con una gran calidad en la comida. Tienen menú de mediodía entre semana por 12,90€.

Lo peor: Que no puedas ir por poco previsor. Llama y reserva no me seas vago.

No te puedes ir sin: Probar tanto como tu estómago te permita.

Dirección: Carrer La Rambla, 40. 08302, Mataró.

Horario: De lunes a domingo de 13 a 16h y de martes a sábado de 20:30 a 00h.

Sesam Negre

Este restaurante muuuuy céntrico en Mataró fusiona modernidad y tradición entre sus fogones y eso… ¡me encanta! Ahora no puedo vivir sin sushi, pero tampoco sin pasarme por este local de vez en cuando (sí, en una semana ya he vuelto otra vez).

Nuestra cena fue de lo más completita empezando por un aperitivo de la casa y unos hot rolls al que no hay adjetivo que les haga justicia así que mejor me quedo muda.

Sesam NegreSesam Negre

Por otro lado, las clásicas empanadillas, unas gyosas de pollo y verdura y un señor tartar sake con salmón a dados, aguacate, salsa miso y huevas masago.

Sesam Negre Sesam Negre

Pues bien, mi sensación global es que no puedo poner pegas incluso yendo con las expectativas muy altas por las recomendaciones que me habían hecho del Sèsam Negre. Es así, qué le vamos a hacer con lo que me gusta a mí ponerme quisquillosa. Pasa poco pero a veces consiguen que esa primera vez en un restaurante sea placentera. Perfecta. Orgásmica, gastronómicamente hablando, claro.

Pasamos a los principales. Primero toca un Tori Bansai con pollo marinado y rebozado con lechuga, mayonesa, zanahoria y salsa teriaki.

Sesam Negre Sesam Negre

Y, cómo no, un toque dulzón con el Dulce Maresme a base de atún, queso crema y fresas con azúcar flambeado por encima.

Sesam NegreFinalmente, terminamos la velada por todo lo alto. No me canso de decir que irte con el mejor sabor de boca es algo de lo más importante y en esta ocasión me fui enamorada del Sèsam Negre y todo por su copa de chocolate con crema de té verde, ¡especialidad de la casa!

Sesam Negre Sesam Negre

Aunque también probamos los clásicos mochis de cheesecake y ¡buf! puro placer en el paladar.

Sesam Negre Sesam Negre

Conclusión: es uno de los mejores japoneses que he probado nunca. El restaurante Sèsam Negre se lleva la palma en calidad, cantidad y buen rollismo.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *