Santa Burg donde la carne es débil | Sants

Santa Burg

A mí me gustan grandes. No penséis mal. Estoy hablando de las HAM-BUR-GUE-SAS. Dos de mis primas, junto con la peque de la familia, estaban de visita por Barcelona. Cuando recibes visitas se te pasa por la mente eso de ¿dónde ir que guste a todos y esté tremendito? Pues nada, Santa Burg era el destino perfecto porque una burger gourmet satisface a todos los paladares. 

Para tu bolsillo€€€€ (18€/persona con postres y/o cafés).

Lo mejor: El guacamole era una pasada. Estaba muy rico y era original ese toque con un poco de rábano por encima y su presentación. La calidad de la carne también era increíble.

Lo menos destacable: El camarero no le sentó demasiado bien que nos olvidásemos de comentar en la reserva que íbamos con un bebé aunque la solución fue fácil. Cosa de madres apañadas, oye.

No te puedes ir sin:

Dirección: C/ del Vallespir, 51, 08014 Barcelona.

Horario: De lunes a domingo de 13h a 16h y de 20h a o0h.

Largo, estrecho y pequeño. Con una inmensa barra en el lateral derecho. Un local, pocas mesas, poca luz y mucha hambre. Tras pasar por los fogones del Àbac y el Mandarín Oriental, entre otros restaurantes de alta gastronomía. El cocinero decidió montar su propio negocio, el Santa Burg Sants y ahora se ha lanzado a abrir el Santa Burg Eixample y La Mundana.

Santa BurgSanta Burg

Su nombre le viene como anillo al dedo porque, madre mía, santa hamburguesa es lo que te sale de la boca cuando das el primer mordisco. Y en qué mejor barrio que en el más santo de toda Barcelona.

Dos entrantes excelentes. Por un lado unos nachos que recuerdan a un restaurante de cocina creativa de los que formó parte el chef y unas patatas caseras aunque un poco escasa para ser la ración grande.

Santa Burg Santa BurgSanta BurgSanta Burg

Creo que hay veces que lo de “una imagen vale más que mil palabras” le va a la perfección a lugares como estos ya que podría decirte mil cosas. Que el punto de la carne era magnífica, que la combinación de sabores también y que a todos nos gustó cantidad.

Así que en lugar de enrollarme os dejo las fotos de cada una de las cuales nos sorprendieron mucho la Hollywood con hamburguesa de pollo rebozado con Tikka Masala de 130gr, tomate, lechuga y salsa Tzatziki, y la Santa Gin-Salmón con salmón marinado con ginebra y cítricos, tomate, rúcula y mayonesa marina. ¡Tremenditas!

Santa Burg

Santa Burg

Santa Burg Santa Burg

Lo que parecía al principio una moda pasajera, se ha convertido en una parte importante de la oferta gastronómica de la Ciudad Condal. Santa Burg se caracteriza por un toque creativo en sus elaboraciones, carne de primerísima calidad para los más carnívoros, y con opciones veganas. Un restaurante que huye de la palabra ‘fast food’ para enamorar a los sibaritas.

Mi perdición es el foie, lo sé, lo confieso y por eso no pude resistirme a la Santa JeanLuxe con hamburguesa dry aged de 150gr, escalope de foie gras y manzana caramelizada.

Santa Burg Santa Burg

Mientras que mi hermano sucumbió a la Santa Royal formada por una hamburguesa dry aged de 150gr, bacon, cebolla confitada, tomate, lechuga y mayonesa mostaza. 

Santa Burg Santa Burg

Y si ninguna de las hamburguesas de la carta te llama la atención, puedes montártela tú mismo y dar rienda suelta a tu mente y meterte en la cabeza de un chef por un instante. Consulta la en su web.

“La carne es débil”, como indican las paredes del Santa Burg, y nuestro paladar también. ¡Ah! También tienen la opción de pan sin gluten 🙂

Santa Burg

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *