Galleta decorada con una oveja ¡Beeeeee!

Galleta decorada con una oveja

Anécdotas y más ánecdotas terminan llenando nuestra vida y les dan esa esencia tan especial. Sin ir más lejos, una amiga del trabajo se fue a UK a trabajar. Decidió dejarlo todo e irse a vivir una experiencia que, hasta el momento le va increíblemente y está feliz de la vida. Para ella, para un detalle para una persona especial, le hice esta galleta decorada con una oveja que espero que os guste y sorprenda tanto como la cara de incredulidad que le quedó a ella al verla.

Continue Reading

¡Feliz cumpleaños!

Galleta con fondant para cumpleaños en forma de pastel y con cartel de felicitación

Y esta serie termina con dos como colofón al pack de galletas con fondant para cumpleaños que le llegaron a mi madre el día de su aniversario.

No podía faltar un “Molts anys” (Felicidades) y una tarta de pisos que, ya que no se la podía cocinar, al menos que la disfrutase de otra manera. Un año después aún las guarda en la vitrina pero ya va siendo hora de hacerle otras.

Continue Reading

Un café, por favor

Galleta decorada con fondant

Nos despierta por la mañana. Nos acompaña tras cada almuerzo. Tengo que confesarlo: no puedo vivir sin, al menos, una taza al día. Nuestro gran amigo el café abre esta secuencia de galletas decoradas que le hice a mi super madre en su cumpleaños, cuando aún no existía el blog y que aún guarda con mucho mimo, ya veremos que le toca en estos 60 años que cumple dentro de poco :).

Continue Reading

Galletas decoradas de Breaking Bad

Galletas decoradas con fondant de Breaking Bad

El ‘boom’ de ‘Breaking Bad‘ no dejó a nadie indiferente y, aunque tengo que confesar que a mi no me terminó de enganchar, a mi hermano sí por lo que me lancé a realizarse unas galletas decoradas con las siglas de la serie que tanto marcaron a muchos sin que se lo esperase. Pero no podía hacerlo sin recordar esa droga azul, el cristal de metanfetamina. El problema de esto es el de siempre, tienes que dar las decoradas y unas cuantas sin fondant porque nadie quiere comérselas, todo el mundo las guarda como recuerdo y es que se mantienen intactas. A ver qué os parecen, ¡a él le encantaron!

Continue Reading