Receta de guacamole casero

Guacamole casero mexicano

Los fines de semana tienen la magia de darte mucho tiempo para pensar y meterse en la cocina y el viernes, justo al llegar a casa, tenía clara la temática de esa noche: mexicano, ¡güey! Así que me puse manos a la obra y me inventé un poco la receta, según lo que nos apetecía en ese momento.

Os voy a explicar la mejor receta de guacamole casero que he probado hasta el momento y muy fiel al original, menos por no disponer de chile serrano, una lástima la verdad. Ahora bien, cuando estaba con la cebolla me podría haber puesto de fondo “Ai, ai, ai, ai. Canta y no llores” porque madre mía que lagrimones.
Delicioso guacamole casero con la receta original mexicana

Receta de guacamole, ¡güey!
 
Sal & Dulzura:
Ingredientes
  • Para 2-4 personas:
  • 2 aguacates maduros
  • Media cebolla (70gr)
  • 1 tomate (80gr)
  • Zumo de medio limón
  • Manojo de cilantro fresco
  • Cayena al gusto (lo ideal, para que sea 100% auténtico es mejor usar chile serrano pero es difícil de encontrar, si no también jalapeños)
  • Una pizca de sal
Instrucciones
  1. Cortamos la cebolla y el tomate sin pepitas muy finito pero sin pasarnos ya que es importante que se vea y se note a la hora de comer. Lo reservamos. Picamos también un manojo de cilantro fresco.
  2. Abrimos los aguacates por la mitad hasta el hueso y quitamos la pulpa con una cuchara de plástico para evitar que se oxide con el contacto con el acero. Ponlo en el cuenco donde lo machacarás todo junto. En México usan un mortero de piedra pero aquí es complicado de conseguir así que puedes usar el que tengas en casa o incluso un cuenco, a poder ser de plástico también, que te hará el mismo servicio.
  3. En el mismo recipiente donde has puesto el aguacate, exprime el limón y machácalo con un tenedor de madera o de plástico. No te recomiendo que lo hagas con la batidora porque queda demasiado pastoso, como una crema y no nos interesa, queremos que se vea natural, casero y con tropezones.
  4. Añadimos el resto de los ingredientes con el aguacate y lo mezclamos bien. Ponemos la cayena, el jalapeño o el chile serrano al gusto y, finalmente, la sal.

 

Y ¡a disfrutar! Veréis que sabroso está y lo podéis adaptar a los diferentes gustos de los comensales que os acompañen. Nosotros le metimos bien de picante.

También te gustará...

3 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rate this recipe: