Patatas Hasselback al horno

Patatas hasselback

Hay días en los que una busca darle la vuelta a las guarniciones que acompañan tus platos. La verdad que en muchas ocasiones es algo más que complicado. Seguro que alguna vez has visto esta peculiar forma de cortar las patatas, unas patatas Hasselback.

Vale. Sí. Parece que se trata de la nueva estantería de moda de Ikea, pero con esta marca sólo comparte país: Suecia. Su origen se remonta a uno de los restaurantes suecos más prestigiosos, el Hasselbacken.

Receta de patatas hasselback

Hay recetas versátiles y ésta se lleva la palma. Tradicionalmente se sirven con queso o con mantequilla, sin embargo, hemos decidido darle un toque más mediterráneo con el aceite de oliva y evitar así ciertas grasas. A partir de lo más básico puedes mezclar los ingredientes que quieras, las especias que más te gusten o adaptarlo a la temporada del año que estés.

Una forma diferente de saborear un alimento muy común.

Patatas hasselback estilo sueco

Patatas Hasselback
 
Sal & Dulzura:
Ingredientes
  • 4 patatas
  • 3 ajos
  • Aeite de oliva virgen extra
  • Sal
  • Pimienta
  • Tomillo
  • Perejil
Instrucciones
  1. Enciende el horno a 180º arriba y abajo.
  2. Lava las patatas para quitar los restos de tierra que puedan tener.
  3. Pon la parte más lisa y plana en la parta inferior para que se aguante con más firmeza.
  4. Ve cortando poco a poco y sin llegar hasta el final. Deja aproximadamente unos dos milímetros para que se cocine bien.
  5. Cuando tengas todos los cortes hechos, pon las patatas en papel de cocina.
  6. Mientras, prepara en un mortero la mezcla que verteremos por encima. Pica y machaca los ajos. Añade la pimienta, la sal y las especias con aceite.
  7. Pinta con un pincel las diferentes patatas y mételas al horno.
  8. Déjalas hasta que veas que la piel coge color porque así estará crujientito y sabe mucho mejor.

Receta de patatas hasselbackComo hacer patatas hasselback

¿Ya sabéis con que carne o pescado lo vais a comer? Pues tampoco descartéis servir las patatas Hasselback como aperitivo o primer plato porque están tan buenas que son dignas de tener un plato para ellas solitas.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Rate this recipe: