Parking Pizza | Eixample Esquerra

Parking Pizza

Harina, agua, aceite, sal. Con la soltura que se mueve un pincel en la mano de un pintor, estos 4 ingredientes se mezclan entre sí convirtiéndose en el marco perfecto donde colocar los mejores productos. Simple, bueno y de calidad. Tres ejes básicos de Parking Pizza.

Para tu bolsillo€€€€ (20€/persona).

Lo mejor: Aquí si que el secreto está en la masa. ¡Está deliciosa!

Lo peor: El tiramisú. El bizcocho estaba extremadamente húmedo y con un sabor muy fuerte que resaltaba por encima del mascarpone que sí estaba bueno.

No te puedes ir sin: La pizza de speck, scamorza, parmesano reggiano y rúcula (13,5€).

Dirección: C/ Londres, 98. Barcelona.

Horario: Lunes cerrado. Martes y miércoles de 13 a 16h y de 20 a 23h. De jueves a sábado de 13 a 16h y de 20 a 00h. Domingo de 13 a 16h.

Parking Pizza

Los placeres se viven más intensamente que ninguna otra cosa. Llegan y se van. Duran pocos segundos, escasos minutos si me apuráis, y no hay mayor placer que notar el paladar deseando ese placer. Despierta esa sensualidad gastronómica que esconden unos ingredientes básicos capaces de producir reacciones únicas en tus papilas gustativas. Y no hay nada más simple que una pizza, un pequeño gran deleite que disfrutar bocado a bocado.

Parking PizzaParking Pizza

Parking Pizza no es un lugar como cualquier otro. Sí, sirven pizzas pero no, no es una pizzería de las mil y una que puedes encontrar en Barcelona. Se encuentra en la zona ‘foodie’ por excelencia desde hace un tiempo, l’Eixample, y va a gustarte lo que encontrarás en este local.

Un bar de pizzas. Sí, eso es lo que es. Un bar de pizzas. Un garaje reconvertido en este espacio singular de luz tenue, de muebles peculiares a la vez que minimalistas y de fachada escondida. Un lugar informal en el que compartir mesa e historias con quien decide degustar algunas de sus 10 pizzas servidas siempre con mozzarella fresca o sus ensaladas ricas, aunque un tanto escasas.

Parking Pizza Parking Pizza

Nos dejamos cautivar como inocentes adolescentes por la pizza de trufa negra, fontina, huevo y parmesano reggiano y la de speck, scamorza, parmesano reggiano y rúcula. Una pasada ambas. Ni una queja pero sí una recomendación. Si las pedís para compartir como nosotros, empezad por la más suave, en este caso la de speck ya que la scamorza es un queso fresco italiano más sutil mientras que la trufa (que ponen bastante cantidad, muy agradecida por ello) y el queso fontina son más potentes y enmascarán el sabor tan delicioso de la combinación de speck y rúcula.

Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza

Todas las historias tienen un final. Incluso las mejores y cuando llega, algo de nosotros se pierde en él. Con los restaurantes pasa lo mismo. Nunca más volverás a sentir la pureza de sus ingredientes en tu paladar de la misma manera. ¿Porqué? Pues porqué nunca más será tu primera vez en este espacio, con esos sabores. Ya tendrás una idea, una opinión hecha de tu propia experiencia y sólo te queda terminar y lo debes hacer por todo lo alto.

Parking Pizza Parking Pizza

Es por eso que me gusta acabar siempre con un postre y que sea de lo más característico del restaurante. Esta vez me llevo un sabor agridulce. El postre es la guinda de toda la experiencia y tiene que ser increíble para que tu recuerdo haga justicia a todo lo saboreado. Aquí no fue así y me jodió que fuese así. ¿Porqué buscar una palabra suave, delicada, que represente cómo me sentí? No. Hoy, no. Me jodió y mucho. Tenía grandes expectativas, me gustaron mucho las pizzas pero el tiramisú, no. El mascarpone estaba rico pero quedaba ensombrecido por un exceso de embriaguez de la base.

Cierto que el bizcocho, la parte sólida de este postre italiano, está humedecida con café y algún tipo de licor pero lo importante es que sea en la medida justa y en este caso no lo era. No mentiré. No estaba mal pero un ‘no estaba mal’ no va acorde con la categoría y los ingredientes de calidad de este bar de pizzas ni de lo que esperaba de este tiramisú que, como veis, no puede tener una pinta más exquisita.

Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza Parking Pizza

Soy de las que perdona, de las que no se queda con la espinita clavada. Volveré para irme con el sabor de boca que un lugar así se merece. Aún así vale la pena degustar sus pizzas. Solo os diré que mi acompañante siempre, incluso en pizzerías que le tiene el corazón robado, deja la corteza, le ‘sobra’ y en Parking Pizza no dejó ni una miguita y creo que es algo destacable que remarca la calidad de su masa.

También te gustará...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *