Bretón Crêperie, galletes franceses y crêpes deliciosos

Galletes bretonas

¿Os gusta comer fuera? Vale, no creo que sea una pregunta muy buena. ¡Os encanta! No sé ni por qué lo dudo. Pues bien, os situo. Hace algo más de 5 meses que me mudé a Mataró dejando mi ciudad predilecta, Barcelona (lo que se hace por amor) y ahí he descubierto pequeños rincones que vale la pena descubrir y saborear como la Bretón Crêperie, en pleno corazón de la ciudad, en el c/ d’en Pujol, 47. Tiene la posición número 7 en Tripadvisor a día de hoy.

Para tu bolsillo: €€€

No te puedes ir sin: Probar una gallete de jamón ibérico si quieres recordarlo siempre.

Lo mejor: Calidad en los platos y sabor intenso.

Lo peor: El encanto que tanto precede el local, ser íntimo y pequeño, puede ser un problema si vas en grupo.

DirecciónCarrer d’En Pujol, 47 Mataró

Horario: L-S de 21 a 00h.

Mesa de Breton Creperie MataróSábado. Mesa reservada a las 21:30h y por un error perdemos la mesa. La suerte de no ir con hambre es que no me comí al chico que, muy majo, nos invitó a una cerveza en un local cercano. Volvemos sobre las 22:15h y ahí estaba ese precioso local de apenas 7-8 mesas en un entorno íntimo y romántico con las luces tenues y un aire francés que encandila. Tengo que decir que me fijé, al instante, en los pies de las mesas que me recuerdan a mi padre que al ser herrero, detallista y delicado, hacía maravillas con este material. A lo que nos interesa, la comida. Hacen galletes y crêpes, es decir salados y dulces, respectivamente. Se diferencian que la harina de las primeras es la conocida como de maíz negro (sarraceno) y por eso ese color más oscuro y siempre, siempre es la que se usa originalmente en la Bretaña Francesa. Puedo poner el grito al cielo que gracias a la ensalada de parmesano, tomates secos, piñones y vinagreta de miel y mostaza que tomamos ahí mi chico decidió incorporar el verde en su vida y desde entonces no nos falta un poco de ella en la cena. Además, las dos galletes que nos pedimos para compartir (¡son enormes!) fueron las de Salmón con queso crema y nueces pero sin alcaparras, un clásico rico en sabor, y una de jamón ibérico y queso brie, pero ibérico del de verdad. Otro día pedimos la de 3 quesos: brie, cheddar y azul, y sin duda mejor la de ibérico. Como colofón de la noche tocaba degustar un crêpe, ¿no creéis? ¡Una con chocolate blanco! Salíamos en globo, literalmente pero es que era como para comerse 4 más. Si estáis cerca, queréis comer bien, que os traten de maravilla y unos ingredientes de primera, ¡este es vuestro sitio!

Galletes bretonas

Galletes, crepes, de jamón ibérico

Galletes, crepes, de salmón

Galletes de queso

Crep de chocolate blanco

Resultado final

También te gustará...

2 comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *